VIGATEC es ampliamente reconocida en el mercado por la fabricación de tarjetas de PVC, con diversas tecnologías y una excelente calidad de impresión. Además, ofrece el servicio de retiro de tarjetas en desuso en empresas, manteniendo la privacidad a través de un riguroso proceso de destrucción del material.

Santiago, Julio 2020

La Ley REP (Responsabilidad Extendida del Productor) establece que cada empresa debe hacerse cargo de la gestión de los residuos derivados de los productos que coloca en el mercado, por lo tanto, las áreas de Procesos, Bodega y Producción se encargan de la recopilación y destrucción de todo el material de PVC, tanto el generado por la misma empresa, como el que es retirado de diversas compañías que requieren el servicio.

Este material, sumado a las tarjetas que no son aprobadas en el proceso de control de calidad y los excesos de bordes de recorte, se reúne y es entregado a empresas encargadas de extrusión para convertirlo en tuberías de agua, electricidad o alcantarillado.

El proceso de destrucción lo hacemos bajo estrictas normas de seguridad y rigurosidad, a través del uso de un molino, de esta forma, las tarjetas son completamente trituradas y no quedan evidencia de datos o información confidencial, entregamos garantía de privacidad a nuestros clientes”, señala Cecilia Mardones, Jefe de Producción Industrial de VIGATEC.

Este servicio es muy demandado y la empresa lo entrega para todo tipo de industrias. Sin embargo, el sector que más lo demanda es el financiero, bancario, aseguradoras y el retail, quienes por cambio de

imagen corporativa o diversos motivos, deben deshacerse del stock que tienen almacenado y requieren el servicio. En todos los casos, asiste un veedor de la compañía quien mediante un acta certifica que la operación se llevó a cabo de forma correcta.